Soltar lo que no me pertenece para ser libre de hacer lo que amo

Coaching Feng Shui

Con demasiada frecuencia nos encontramos tratando de cumplir con las expectativas que otros tienen de nosotras mismas. Tratamos de complacer y hacer felices a otros y muchas veces sacrificamos nuestros propios deseos y sueños en el proceso de cumplir con los demás.

Esto no solo drena nuestra energía, sino que desencadena una serie de emociones contraproducentes al no poder satisfacer a todos o dejarnos a nosotras mismas a un lado por satisfacer a los demás. Estas emociones pueden ser: insatisfacción, culpabilidad, que nada de lo que hago es suficiente, resentimiento contra otros o contra mí, coraje, sentido de abandono, estrés, etc. ¡Todo lo que manifestamos surge desde las emociones! Vamos a limpiar nuestro estado emocional comenzando por “devolver” a cada uno lo que no nos pertenece a nosotras.

1. Describe lo que otros esperan de ti (cuales son las expectativas de tus padres, tu pareja y otras personas importantes en tu vida). Puedes escribir en párrafos o hacer una lista de palabras claves.

2. Describe lo que tú esperas de ti misma, ¿cuáles son las expectativas que tienes de ti? 

3. Compara: ¿De qué forma crees que las expectativas de otros han influido en lo que esperas de ti misma? (Por ejemplo: quizás tienes la expectativa de poder hacerlo todo a la vez, no porque realmente lo quieras, si no porque es lo que otros esperan de ti) 

4. Aclara y libérate: Observa la lista que creaste, analiza cuáles de esas expectativas son reales (puedes y quieres realizar) y cuáles han sido influidas por otros. 

Es hora de soltar lo que no es tuyo. Se realista y dulce contigo misma. Acepta solo aquello que puedes y quieres realizar con amor. Se firme y atrévete a comunicar lo que sientes con las personas importantes en tu vida. Pon límites, devuelve lo que no te pertenece o simplemente pide ayuda donde entiendes que otros también deben involucrarse.

Aceptar que no “podemos” con todo es de valientes, y pedir y aceptar ayuda también. No solo te libera de lo que está “demás”, te empodera y también te permite dedicar tiempo y espacio a las cosas que si son tuyas y que nadie más puede hacer como tú porque solo tú fuiste creada y diseñada para hacerlas. Como si esto fuera poco, al hacer esto por ti estas permitiendo que otras personas realicen su parte en la vida, se desarrollen y cumplan con su propósito también.

Por Idáliz Escalante

Neurocoach

http://idalizescalante.ning.com/

Comparte con tus amigos!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Posts Relacionados:

Comments are closed.