Mover la energia: Cómo fluir en lugar de resistirse

Mover energía

Cuando escuchamos la palabra “resistencia” por lo general pensamos que se refiere a <no querer hacer algo que sabemos debemos hacer>, pero resistencia también se refiere a <insistir en hacer algo que no es lo que debemos estar haciendo>. Sea cual sea el caso, la resistencia crea estancamiento. La enrgía no fluye, tus planes se paralizan y no logras moverte de lugar.

Lamentablemente, cuando la sociedad nos enseña a insistir, a no rendirnos y ser persistentes, “rendirse no es una opción”, llegamos a confundir el soltar con rendirse. Luego si soltamos nos sentimos mal, frustradas y con cargo de consciencia.  Pero a veces es necesario soltar, y contrario a ser una señal de debilidad, es un acto que requiere fortaleza y valentía.

¿Dónde entonces está la línea entre persistir en algo que sí va con tu propósito o insistir en algo que no es? 

Todos en algún momento nos hemos resistido de hacer o no hacer algo. Yo soy testigo de eso en mi propia vida; me he resistido de hacer lo que sé que tengo que hacer por miedo y también he insistido en ir por un camino que no necesito, casi siempre por confusión, por no estar conectada con quien verdaderamente soy. Y aquí está la clave: la conexión con quien soy. 

Curiosamente, y esto también lo he experimentado, las cosas que “están para ti”suelen llegar naturalmente sin forzarlas, cuando estamos en ese estado de conexión porque no creamos resistencia. No significa que sea fácil, si no que aunque sea difícil puedes hacerlo y hasta disfrutarlo. Un ejemplo excelente es cuando la mujer da a luz; es doloroso y no es fácil, pero su cuerpo y todo su ser está tan preparado para eso que ocurre de forma natural y nada puede detenerlo.

¿Has notado cómo llegaste a conocer a alguien que ha sido clave en tu vida, coger algún curso que te ha ayudado muchísimo o emprender con éxito en algo que no planificabas y simplemente “se dio”? No lo estabas buscando, no hiciste planes, no estaba en tus proyecciones, sin embargo cae perfectamente en tu camino para que puedas cumplir tu misión de vida.

Estas cosas suceden luego de momentos de conexión con tu ser. Lo que viene a consecuencia de esa conexión es lo que algunos llaman “entrar en la frecuencia” de estas cosas que pudiste atraer a tu vida sin esfuerzo, sin tan siquiera pensarlo.

Para contestar la pregunta de cómo saber si debo o no persistir en algo, cuando sientas que no fluye, suéltalo, conecta contigo nuevamente, ¿Qué sientes, que te dice tu corazón? El que no fluya se puede deber a muchos factores: miedo o preocupación de tu parte, no es el momento, no te toca a ti hacerlo, etc. La única forma para saber si debes o no continuar es haciendo esa pausa para conectar contigo y con Dios en ti. Soltar es dejar la preocupación y confiar; confiar en tu poder interno, en que todo lo que necesitas para crecer y cumplir con tu propósito llega a ti en el momento en que lo necesitas.

Para saber cómo entrar en esa conexión piensa, ¿Qué cosas o actividades te ayudan a olvidarte de las preocupaciones? Meditar, dar un paseo por el campo, jugar, orar…todas son válidas. Haz la que más te guste a ti y que te funcione.Dedicar un ratito a conectarte puede significar la diferencia entre moverte ahora o perder días, semanas o años en algo que no te corresponde.

Idáliz Escalante

Neurocoach

http://idalizescalante.ning.com/

Comparte con tus amigos!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Posts Relacionados:

Comments are closed.